gallery/img-20190116-wa0014
gallery/investigador de inia quilamapu se capacita en méxico en el manejo de la mosca drosophila suzukii en berries, portalagrochile, 29 noviembre 2018 (2)

¡ Próximo evento !

Noticias anteriores

Noticia destacada

Noticias recientes

gallery/foto noticia 2

Centro Tecnológico de Control Biológico (CTCB) de INIA y especialistas peruanos intercambian experiencias en manejo de plagas en el Departamento de Tacna.

Gracias a la gestión de los especialistas peruanos Carmen Salcedo (Sub-Dirección de Control Biológico, SENASA, Lima) y Jorge Quenta (productor privado de biocontroladores), el entomólogo del CTCB Luis Devotto visitó el “Instituto Basadre de Investigación en Agrobiotecnología y Recursos Genéticos” y un campo de olivos de la empresa Baumann, ambos de la fronteriza ciudad de Tacna.

En un recorrido junto al ingeniero Quenta, el especialista chileno pudo conocer de primera fuente el nivel actual del control biológico con depredadores e insectos en esta área del Perú, que comparte muchos de los cultivos y de las plagas con la vecina ciudad chilena de Arica, especialmente el valle de Azapa. Olivo, maíz, pimentón, tomate y otros cultivos son protegidos con liberaciones masivas de una microavispa y de larvas de un depredador. En el primer caso, se libera en promedio 150.000 microavispas del género Trichogramma, principalmente de las especies T. pintoi y T. pretiosum) por cada hectárea de cultivo, generalmente unas tres veces por temporada, con el fin de destruir los huevos de polillas tales como la margaronia o gusano del brote del olivo (Palpita persimilis), el gusano cortador (Heliothis sp.), la polilla del tomate (Tuta absoluta), entre otras, las cuales también están presentes en el norte de Chile. En el caso del depredador, como Chrysoperla carnea es de mayor tamaño y cada larva consume muchas presas, se libera en cantidades menores (del orden de 10.000 individuos por hectárea), principalmente para eliminar chanchitos blancos y moscas blancas de diferentes especies.

Además de recibir información técnica aplicable a los proyectos que el CTCB lleva a cabo en las regiones del Ñuble y del Maule, la visita permitió interiorizarse acerca del desarrollo del control biológico inundativo en la zona, el rol de los privados y de los entes públicos y del impulso que la Universidad Nacional Jorge Basadre dará al tema una vez que se demuelan las instalaciones, que datan del año 1996, para reconstruirlas con mejor tecnología.

Algunas de las conclusiones que el entomólogo chileno pudo deducir fueron:

·El personal a cargo del control de plagas en los campos posee una fuerte formación en monitoreo, identificación de plagas y uso de controladores biológicos.

·La producción privada de controladores biológicos se apoya en un ente público en lo concerniente al control de calidad (existe un sello voluntario administrado por SENASA).

·El Estado también aporta al sistema mediante la mantención de “núcleos” de los diferentes insectos, que vende a los privados cuando éstos lo requieren para conservar el vigor y eficacia de los biocontroladores que venden, ya que los insectos acumulan defectos cuando la reproducción ocurre entre individuos emparentados y no se introduce “nueva genética” por mucho tiempo.

gallery/img-20180131-wa0005 (2)
gallery/lorena_mayo_18
gallery/2016
gallery/2017
gallery/simposio2019
gallery/2018
gallery/img-20190529-wa0001
gallery/febrerold2